Síguenos en Instagram @enigmas_costa_rica

     En realidad fueron los indios nativos de la zona, los Paiutes o Piutes, que sabían de estos seres, los que hicieron conocer su existencia a través de leyendas. Estos indios han relatado que ellos mismos mantuvieron durísimas batallas desde tiempos inmemoriales con unos gigantes blancos que vivían en esa zona.

    Los Paiutes llamaban a este pueblo “Si-Te-Cah”, y era un pueblo guerrero casi imposible de derrotar. Además, aseguraban que estos gigantes eran caníbales. Por esta razón se unieron varias tribus indias para luchar contra ellos.
    Se cuenta que la guerra pudo durar unos mil años, y durante la batalla, los Paiutes y sus aliados acabaron con casi todos los gigantes, excepto unos pocos, que se refugiaron en una cueva (la cueva de Lovelock). Tras rodearlos y cercarlos, los indios apilaron matorrales en la entrada de la cueva y les prendieron fuego.
    Acabaron con la vida de los gigantes que intentaban salir de la cueva, y los que permanecieron dentro murieron asfixiados. Muchos siglos mas tarde, en 1911, una empresa que recogía el guano de los murciélagos en la cueva acabó hallando utensilios y restos humanos. También aparecieron flechas rotas, que pudieron haber sido disparadas desde el exterior de la cueva. Entre los objetos encontrados había una piedra con forma de donut, y que tenia 365 muescas en el exterior (probablemente para indicar los días del año), y 52 muescas interiores (las semanas).
    En algunos textos se asegura que estos restos tienen más de 4.000 años… sorprendente, sin duda. Otro objeto que destaca es una honda realizada en tejido vegetal, y que se encontraba junto a una momia de 6 años. Ha sido datada alrededor del año 1222 a.C. Más datos sorprendentes: tras comparar la mandíbula de uno de esos gigantes con la de un adulto actual, se comprobó que el tamaño era mucho mayor.
    De hecho, los dientes del supuesto gigante eran casi el doble de tamaño que los de un hombre de hoy en día. Pero no acaban aquí los misterios… ni los hallazgos.
    En 1931 se encontraron dos esqueletos en el Lago Humboldt, cerca de Lovelock. Uno de ellos medía 2,50 metros y el otro… 3 metros de altura. En 1939 apareció otro esqueleto en una zona próxima… aunque “sólo” media 2,30 metros.
    Sarah Winnemucca, hija de un jefe Paiute, publicó en 1883 un libro donde contaba muchas mas cosas de la tribu de los gigantes, que llegó “en barco cuando esa zona era parte de un mar exterior. Eran unos 2600, de una raza diferente, hablaban una lengua también diferente”
    Fuente del artículo:
    http://maestroviejo.wordpress.com/2011/07/27/las-momias-gigantes-de-pelo-rojo/
    Comparte Enigmas Costa Rica
    Pin It

    Unete al grupo de facebook, donde compartímos información sobre fenómeno OVNI, curiosidades, ciencia, enigmas de arqueología, misterios de la historia, ecología, filosofía y positivismo y mucho más...
    Comunidad Enigmas Costa Rica
    Grupo público costarricense en Facebook
    Unirse al grupo
    Enigmas Costa Rica
    Fenómeno ovni, profecías, Fenómenos paranormales,
    enigmas, ciencia, curiosidades, investigaciones, y mucho más...