Experience true power and ease in website design. Our website templates and WordPress themes offer flexibility and functionality unlike any other.

Vegetarianismo, la eterna duda

Vegetarianismo, la eterna duda

Por Alexis Astua

Una a una salpican las gotas de sangre animal sobre los pisos de los mataderos en todo el mundo. Nuestra “civilizacion” ha aprendido a consumir la fibra muscular de criaturas vivas,  aun cuando los grandes sabios y maestros de todas las epocas lo han advertido: “No consuman carne animal, pues solo traera desgracia y dolor a sus vidas”


Es esto cierto? Acaso la humanidad ha estado totalmente equivocada desde sus inicios alimenticios y esto ha degenerado en enfermedades cronicas de tipo pandemico? O solo es un invento de la New Age para ofrecer un monumental marketing a las compañias de productos naturales?

Soy vegetariano hace unos 11 años, y por propia experiencia aunque he visto el lado positivo de esta “disciplina” tambien he visto el fanatismo de aquellos que no le compran un dulce a sus hijos por contener algun porcentage de Glutamato monosodico o algo parecido, siendo  mas el disgusto, incomodidad o incluso odio que provocan estas personas por parte de sus familiares y amigos,  que lo que se “gana” con una dieta naturista. Pero puedo decir que el ser vegetariano trae mas de bueno que de malo.
Vayamos por partes.

CONSIDERACIONES IMPORTANTES, lo que la Ciencia Dice

 La palabra "vegetariano", tomada por los fundadores de la Sociedad  Vegetariana Británica en 1842, proviene de la palabra latina "vegetus", que significa "íntegro, sano, fresco o vigoroso", como en "homo vegetus" una persona mental y físicamente vigorosa. El
significado original de la palabra implica una filosofía equilibrada y un sentido moral de vida, mucho más que una dieta de frutas y
vegetales.
¿Puede una dieta vegetariana mejorar o restaurar la salud? ¿Puede prevenir ciertas enfermedades?
Los defensores del vegetarianismo han dicho que sí por muchos años, aunque sólo han tenido el apoyo de la ciencia moderna hasta hace muy poco tiempo. Ahora los investigadores médicos han descubierto evidencias que muestran un vínculo existente entre comer carne y los asesinos del cuerpo, tales como el ataque al corazón y el cáncer, y por lo tanto, están viendo el vegetarianismo con mejores ojos.
Desde la década del 60, los científicos han sospechado que una dieta basada en carne está, de alguna forma, relacionada con el desarrollo de la arterioesclerosis y enfermedades del corazón. En 1961, el Journal de la Asociación Médica Americana dijo: "Entre el 90% y el 97% de las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas con una dieta vegetariana".
Desde entonces, varios estudios bien organizados han demostrado científicamente que después del tabaco y el alcohol, el consumo de carne es la mayor causa de mortalidad en Europa Occidental, los Estados Unidos, Australia y otras regiones influyentes del mundo.
El cuerpo humano es incapaz de mantenerse con excesivas cantidades de grasa animal y colesterol. Un grupo de 214 científicos que
realizaron una investigación en 23 países, mostró casi un total acuerdo en que existe un vínculo entre la dieta, el nivel de  colesterol y las enfermedades del corazón. Cuando una persona ingiere más colesterol de lo que el cuerpo necesita (como usualmente
lo hace con una dieta basada en carne), el exceso de colesterol gradualmente se convierte en un gran problema. Este se acumula en
las paredes interiores de las arterias, estrechando el fluir de la sangre al corazón, pudiendo ocasionar presión alta, enfermedades del
corazón e infartos.
Por otro lado, científicos de la universidad de Milán y del hospital Maggiore han demostrado que la proteína vegetal ayuda a mantener
bajo el nivel de colesterol. En un informe al Journal Médico Británico, The Lancet D. C. R. Sirtori, concluye que la gente con un
alto nivel de colesterol asociado con enfermedades del corazón, "puede beneficiarse con una dieta cuya proteína provenga sólo de
vegetales".
¿Qué acerca del cáncer? Investigaciones realizadas en los últimos veinte años acertadamente sugieren que existe un vínculo entre comer carne y el cáncer del colon, recto, pecho y útero. Estos tipos de cáncer son muy raros entre aquellos que comen muy poca o nada de carne, como los adventistas del séptimo día, los japoneses, los hindúes, etc., pero prevalecen entre las poblaciones "comedoras de carne".
Otro artículo en "The Lancet" informó: "La gente que vive en areas donde se registra una alta frecuencia de carcinoma del colon tiende a vivir con dietas que contienen grandes cantidades de grasa y proteína animal; mientras que aquellos que viven en áreas en donde se encuentra un índice bajo de esa enfermedad, se alimentan con dietas más vegetarianas y poca grasa de productos animales".
Rollo Russell, en sus "Notas sobre las causas del cáncer", dice: "He encontrado que, de veinticinco países que consumen mucha carne, diecinueve tenían un índice elevado de cáncer, y sólo uno, un índice bajo; y de treinta y cinco países que consumen poco o nada de carne, todos tenían un índice bajo".
¿Porqué los comedores de carne parecen ser más propensos a estas enfermedades? Una razón dada por los biólogos y nutricionistas es que el tracto intestinal del hombre simplemente no es adecuado para digerir carne. Los animales carnívoros tienen tractos intestinales cortos (tres veces el largo de sus cuerpos), para evacuar rápidamente las toxinas descompuestas que produce la carne. Debido a que los alimentos vegetales se descomponen más lentamente que la carne, quienes comen vegetales tienen intestinos de por lo menos diez veces el tamaño de sus cuerpos. El hombre posee un tracto intestinal tan largo como el de un herbívoro, por lo tanto, si él come carne, las toxinas pueden sobrecargar los riñones produciendo enfermedades tales como gota, artritis, reumatismo y aún cáncer. Además tenemos la adición de químicos a la carne. Tan pronto como se mata un animal, su carne comienza a podrirse, luego de algunos días, se torna de un color gris verdoso enfermizo. La industria disfraza este decoloramiento agregando nitritos, nitratos y otros preservativos para darle a la carne un color rojo brillante. Pero ahora algunas investigaciones han mostrado que muchos de estos preservativos son carcinogénicos, y lo que agrava el problema es la cantidad de químicos que se utilizan en la alimentación del Ganado Gary y Steven Null, en su libro "Venenos en su cuerpo", nos muestran  algo que hace pensar a cualquiera dos veces antes de comprar otro bistec o jamón: "A los animales se les mantiene vivos y gordos mediante la continua administración de tranquilizantes, hormonas, antibióticos y otros 2.700 tipos de drogas. Este proceso de engorde comienza aún antes del nacimiento y continúa después de la muerte.
Aunque estas drogas están presentes en la carne cuando usted las ingiere, la ley no exige que ellas figuren en el control de calidad
para el consumidor".

Acaso comer carne es antinatural?

Debido a descubrimientos como éste, La Academia Nacional de Ciencias informó en 1983, que "la gente sería capaz de prevenir muchos tipos comunes de cáncer, comiendo menos carne, y más vegetales y cereales".
¡Pero... espere un minuto! ¿Acaso los seres humanos no fueron  designanos para ser carnívoros? ¿No necesitamos de la protreína animal?. La respuesta a ambas preguntas es: No. Aunque algunos historiadores y antropólogos dicen que el hombre es históricamente omnívoro, nuestro equipo anatómico -dientes, mandíbula y sistema digestivo- facilitan una dieta sin carne.
La Asociación Dietética Americana dice que: "La mayor parte de la humanidad durante la mayor parte de la historia ha vivido con dietas vegetarianas o casi vegetarianas", y gran parte del mundo aún vive de esta manera. En la mayoría de los países industrializados, la pasión por la carne no tiene más de cien años. Comenzó con el camion frigorífico y la sociedad de consumo del siglo veinte.
Pero aún en el siglo veinte, el cuerpo del hombre no se ha adaptado a comer carne. El prominente científico sueco Karl von Linne afirma:
"La estructura del hombre, externa e interna, comparada con la de otros animales muestra que la fruta y los vegetales suculentos
constituyen su alimento natural".
Aún así los nutricionistas pensaban hasta hace poco tiempo, que solo la carne, el pescado, el huevo y los productos lácteos tenían
proteínas completas (que contienen los ocho aminoácidos que no produce el cuerpo), y que todas las proteínas vegetales eran
incompletas (careciendo de uno o más de estos aminoácidos). Pero una investigación hecha en el Instituto Karolinska de Suecia y en el Instituto Max Plank de Alemania, ha demostrado que la mayoría de los  vegetales, frutas, semillas, nueces y cereales son excelentes fuentes de proteína completa. De hecho sus proteínas son mucho más fáciles de asimilar que aquellas de la carne y no traen consigo ninguna toxina. Es casi imposible que falten proteínas al comer suficiente alimento natural no refinado. Demasiado consumo de proteína llega a reducir la energía del cuerpo En una serie de pruebas comparativas de resistencia dirigidas por el Dr. Irving Fisher de la Universidad de Yale, los vegetarianos se desempeñaron dos veces mejor que los comedores de carne. Muchos  otros estudios mostraron que una dieta vegetariana apropiada, provee mucha más energía nutritiva que la carne. Un estudio del Dr. J. Iotekyo y V. Kipani en la Universidad de Bruselas demostró que los vegetarianos eran capaces de ejecutar pruebas físicas dos a tres  veces más prolongadas que los comedores de carne y que los vegetarianos se recobraban plenamente de la fatiga cinco veces más rápido.
Muchas veces la simple mención del vegetarianismo trae la pregunta: ¿Y qué acerca de las proteínas? A ésta, el vegetarianismo puede bien responder: ¿Y qué de los elefantes? ¿Y los rinocerontes? ¿Y los toros?. La idea de que la carne tiene el monopolio de la proteína, y de que se requiere gran cantidad de proteína para la energía y la  fuerza son ambos un mito.
Mientras son digeridas, las proteínas se desdoblan en sus aminoácidos constituyentes, los cuales son usados por el cuerpo para el crecimiento y reemplazo de tejidos. Todos los aminoácidos esenciales existen en abundancia en alimentos sin carne. Los productos de la leche, granos y cereales, legumbres y nueces son  todas fuentes concentradas de proteína. El queso, el maní y la lenteja, por ejemplo, contienen más proteínas por onza que las hamburguesas, el cerdo o un asado. El exceso de proteína, a su vez acusa pérdida de fuerza y acumulación de desperdicios nitrogenosos que causan problemas a los riñones. Numerosos estudios han mostrado  que una dieta vegetariana apropiada provee más energía nutricional que la carne.
"¿El pescado no es sano?" La carne de los peces puede acumular toxinas hasta nueve millones de veces más concentradas que la de las aguas en las que viven. Además, la carne de algunos animales marinos como los camarones y los moluscos contienen más colesterol que la carne. Según los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades, 325,000 personas se enferman y algunas mueren cada año en Estados Unidos por comer peces y otros animales marinos contaminados.
Se estima que debido a la exagerada contaminacion de submarines, nucleares hundidos, derrames toxicos, desechos arrojados a rios, lagos y por ende al oceano, el 90% de la vida marina esta contaminada con un alto grado de mercurio y las grandes transnacionales que comercian con estos productos han hecho hasta lo imposible por ocultar a la opinion publica esta realidad, bajo la ilusoria frase, “comer mariscos es mas sano”.

PREGÚNTALE A LOS EXPERTOS:

Dr. John McDougall, director médico del Programa McDougall     "No existen razones para tomar leche de vaca en ningún momento de nuestras vidas. La leche de vaca es para los terneros, no para los humanos, y deberíamos dejar de tomarla hoy mismo". -Dr. Frank A. Oski, -ex Director de Pediatría, Universidad John Hopkins       ¿Y las proteínas?   En los países occidentales, nuestro problema no es la falta, sino el exceso de proteínas. La mayoría de los estadounidenses consume el doble de proteínas necesarias. Casi todos los alimentos contienen proteínas, y es casi imposible ingerir las calorías necesarias para la buena salud sin recibir suficientes proteínas. Fuentes saludables de proteínas incluyen pan, avena, frijoles, nueces, arvejas chícharos), hongos, tofu y brécol. Demasiada proteína puede causar la excreción de calcio a través de la orina, exigiendo a los riñones y aumentando el riesgo de osteoporosis. Las enfermedades renales son mucho más comunes entre aquellos que comen carne que entre los veganos, y un consumo excesivo de proteínas también ha sido ligado a los cánceres de colon, mama, próstata y páncreas. ¿Qué tiene de malo la leche? Sólo los humanos toman leche después de la infancia, y ninguna otra especie toma la leche de otras especies. La leche de vaca es normal para los terneros, que tienen cuatro estómagos, duplican peso en 47 días y llegan a las 800 libras (362.8 kg) en menos un año.  Contrariamente a los alardes la industria, los productos lácteos han estado relacionados con las afecciones cardíacas, el cáncer, la obesidad, la diabetes e incluso la osteoporosis. El alto contenido de proteína animal, en realidad, depura el calcio del cuerpo. Los países que más consumen leche en el mundo tienen los más altos niveles de osteoporosis; mientras que las regiones donde los productos lácteos prácticamente no existen, como China y Japón, están virtualmente libres de osteoporosis. La leche también está llena de grasa y colesterol, frecuentemente contiene otros ingredientes insalubres que tú definitivamente no quieres dentro del cuerpo: pesticidas, hormonas, dioxinas compuestos venenosos presentes en ciertos herbicidas) y antibióticos. Puedes recibir todo el calcio que necesitas comiendo tofu, brécol, frijoles, granos y jugo de naranja fortificado con calcio, por ejemplo.   ¿ Tú no eres un bebé. ¿Por qué comes como si lo fueras? La intolerancia a la lactosa, o sea, la incapacidad de digerir lactosa (hallada en la leche), causa dolores de estómago, diarrea y flatulencias. La mayoría de las personas, incluyendo el 50-60 por ciento de los hispanos, desarrollan intolerancia a la lactosa a una temprana edad. Esto se debe a que, al igual que todos los animales, nuestros cuerpos no están diseñados para tomar leche como adultos.
Una bomba llamada Colesterol  ¿Sabías que comer tan sólo un huevo en el desayuno puede elevar tu nivel de colesterol hasta 10 puntos? El cuerpo humano produce todo el colesterol que necesita, y cuando se consume extra colesterol, el exceso bloquea las arterias.
Las mujeres que comen huevos a diario triplican los riesgos de cáncer de mamas. Los huevos son una de las fuentes principales de salmonela, una bacteria que enferma a millones y causa hasta 3,800 muertes anuales en EE.UU. "Nada beneficiará más a la salud humana ni aumentará las posibilidades de supervivencia en la Tierra que la evolución a una dietavegetariana".   "Los vegetarianos tienen la mejor dieta y los menores índices de enfermedades coronarias de cualquier grupo en el país ... tienen sólo una fracción de los índices de ataques al corazón y tan sólo un 40 por ciento del índice de cáncer. En promedio, hoy en día viven aproximadamente seis años más que las demás personas". -Dr. William Castelli, director del Estudio Cardíaco de Framingham     Cholesterol Calories Fat Saturated Fat  Malo 34 159 8 grams 4.9 grams  Loche 274 79 5.6 grams 1.7

El sacrificio animal

Todos los años, sólo en Estados Unidos se sacrifican más de 25 mil millones de animales para su consumo. La cría en granjas de producción resulta cruel y ecológicamente devastadora. Vacas, terneros, cerdos, gallinas, pavos, patos, gansos, conejos y otros animales son confinados en pequeñas jaulas muchas veces sin posibilidad de darse vuelta.
Se les priva del ejercicio para que todas las energías del cuerpo conduzcan a producir carne, huevo o leche para el consumo humano, se les alimenta con hormonas de crecimiento para engordarlos más rápido y se les altera genéticamente para que crezcan grandes o produzcan más de lo que la naturaleza originalmente propone.
Dado que el amontonamiento es uno de los principales causantes de enfermedades, los animales en las granjas industriales son alimentados y rociados con grandes cantidades de pesticidas y antibióticos que permanecen en sus cuerpos y que se transmiten a la gente que los consume, creando serios riesgos para la salud.
Las gallinas se dividen en dos grupos: las ponedoras y de engorda. Se colocan de cinco a seis gallinas ponedoras en una jaula de tela metálica de 35 centímetros y éstas son apiladas en varios niveles.
Dado que las gallinas se encuentran en un lugar superpoblado, se mantienen casi en la oscuridad y se les corta el pico con cuchillas candentes, sin anestesia, para evitar que se picoteen entre ellas hasta morir. La tela metálica de las jaulas las despluma, les irrita la piel y las deja lisiadas.
Los animales que más sufren el cruel encierro y las privaciones en las granjas industriales son los novillos, cría macho de las vacas lecheras, criados para el consumo de carne de ternero.
Luego de que se les separa de sus madres tan sólo algunos días posteriores a su nacimiento, se les encadena en establos de 55 centímetros de ancho con pisos de listones que les causan severos dolores en patas y articulaciones.
Dado que la leche de su madre es utilizada para el consumo humano, se les alimenta con un sustituto de la leche que contiene hormonas, pero carece de hierro. Esto les produce una anemia que mantiene su carne tierna y de un color pálido, dejándolos muy débiles. Cuando se sacrifican con sólo 16 semanas de vida, por lo general ya están enfermos o lisiados para caminar. Uno de cada 10 terneros muere en reclusión.
El 90% de todos los cerdos son recluidos en algún momento de sus vidas, y 70% son mantenidos en reclusión permanentemente. A las cerdas se les mantiene preñadas o amamantando continuamente y se enclaustran en estrechos establos de hierro sin que puedan darse vuelta.
Si bien los cerdos son animales tranquilos y sociales por naturaleza, recurren al canibalismo y muerden las colas de los otros cuando están en corrales repletos, además desarrollan conductas neuróticas cuando los aíslan y encierran.
Los “derechos animales” es un término popular empleado para describir a quienes han trascendido una postura del “bienestar animal” (la reducción del sufrimiento más que la abolición de la causa original) hacia una filosofía que, tanto como sea posible en la práctica, busca permitir a los animales que sigan los dictados de la naturaleza libres de la interferencia humana.
Todas las especies, incluyendo la humana, comparten características similares, tales como la capacidad de sentir dolor, miedo y hambre.
La humanidad practica el especismo: discriminación contra los animales simplemente por no ser de nuestra misma especie. El especismo, como el racismo, es irracional y está perpetuado por la ignorancia y ciertas sutiles coacciones.
Los humanos siguen permitiendo el uso de millones de animales para la alimentación; la ciencia, investigación médica; experimentación de medicamentos, productos de limpieza y cosméticos, artículos para el hogar; la agricultura, clonación, xenotrasplantes; para vestir, cuero, lana, seda, y para la diversión, incluyendo mascotas, caza y pesca, carreras de caballos y perros, acuarios, circos, zoológicos y parques safari.
Los animales no son más que meros artículos de consumo, sacrificados y explotados en nombre de las ganancias, la avaricia, el “progreso” y el “entretenimiento”.
Anatómicamente la mano del hombre es prensil para trepar y recolectar frutas, y sus dientes delanteros rectos y molares planos son para cortar vegetales y mascar semillas.
Nutriólogos han comprobado que el ser humano puede vivir perfectamente, y con menor riesgo de enfermedades si es vegetariano en cualquiera de sus modalidades.
Si cada persona tuviera que ir a los mataderos a conseguir su propia carne o si las paredes de los mataderos estuvieran hechas de vidrio, tal vez un gran porcentaje de la población mundial sería vegetariana.
La grandeza de una nación y su progreso moral pueden medirse por el trato que reciben sus animales.

Numeros interesantes, la economia

La carne alimenta a unos pocos a expensas de muchos. Con el propósito de producir carne, los cereales que podrían alimentar a la
gente se utilizan para alimentar el ganado. De acuerdo a la información compilada por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, más del 90% de los cereales producidos en ese país se utilizan para alimentar el ganado -vacas, cerdos, corderos y gallinas-, que terminan servidos en la mesa. En Gran Bretaña el cálculo es del 85%. El hecho de utilizar los cereales para producir carne es una gran
pérdida de dinero. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos informó que obtenemos sólo una libra de carne por cada 16 libras de cereales utilizadas para producirla. En la publicación "Dieta para un pequeño planeta", Frances Moore Lappé nos pide que nos imaginemos sentados ante un pedazo de carne de 8 onzas; luego, imaginemos el cuarto lleno con 45 a 50 personas con recipientes vacíos frente a ellos. Por el mismo costo de su  pedazo de carne, cada uno de los recipientes podría llenarse con una ración de cereales cocidos".
Las naciones ricas no solamente gastan sus propios cereales para  alimentar el ganado, sino que también utilizan vegetales ricos en proteínas de las naciones pobres. El Dr. George Borgstrom, una autoridad en geografía de alimentos, estima que un tercio de la cosecha de maní en Africa (el maní tiene la misma cantidad de proteínas que la carne) termina en el estómago del ganado vacuno y de las aves de corral en Europa Occidental. En los países subdesarrollados, una persona consume un promedio de  400 libras de cereales por año, la mayor parte de las cuales se comsumen directamente. En contraste a esto, Lester Brown, una  autoridad mundial en alimentación, dice que el promedio europeo o  americano llega a las dos mil libras anuales, debido a que primero  alimenta en casi un 90% a los animales cuya carne va a ser utilizada para el consumo. Los consumidores de carne europeos o norteamericanos, según Brown, utilizan un promedio de cinco veces más recursos alimenticios que los peruanos, colombianos, hindúes o nigerianos. Hechos como estos han llevado a los expertos en alimentación a reconocer que el problema del hambre en el mundo es artificial. Aún ahora estamos produciendo más que suficiente alimento para todos en el planeta, pero lamentablemente lo estamos desperdiciando.
Jean Mayer, un nutricionista de la Universidad de Harvard, estima que la reducción de tan sólo el 10% de la producción de carne daría
suficientes cereales como para alimentar a 60 millones de personas. Otro precio que pagamos por el consumo de carne es la contaminación del medio ambiente. Los desagües altamente contaminados de los mataderos son una de las principales fuentes de contaminación de los ríos.
Las fuentes de agua fresca de este planeta no sólo se están contaminando, sino que también se están agotando, y la industria de la carne particularmente es una de las principales causas. La producción de ganado para consumo crea diez veces más contaminación que las áreas residenciales, y tres veces más que las industriales.En el libro "Población, recursos y medio ambiente" se demuestra que la producción de una libra de trigo requiere sólo 30 litros de agua, mientras que la producción de una libra de carne requiere de 2500 a 3000 litros de agua. Es bien claro, que una vaca viva produce más alimento para la sociedad que una vaca muerta, a través de una continua provisión de leche, queso, yogur, crema, mantequilla y otros alimentos ricos en proteínas.
En 1971, Stewart Odend'hal, de la Universidad de Missouri, llevó a cabo un estudio de vacas en Bengala, y descubrió que lejos de privar a los seres humanos de alimento, ellas comían solamente los remanentes inservibles de las cosechas de arroz, caña de azúcar y por supuesto pasto. "Básicamente -él dijo- el ganado convierte cosas de poco valor directo para el ser humano en productos de inmediata utilidad"; esto destruye el mito de que la gente en la India está muriéndose de hambre debido a que no matan sus vacas. Es interesante notar que la India recientemente parece estar resolviendo sus problemas alimenticios, los cuales tuvieron mucho más que ver con severas sequías o problemas políticos que con vacas sagradas. Un panel de expertos de la Agencia para el Desarrollo Internacional, en una declaración citada en el informe del Congreso de diciembre de 1980, concluyó: "La India produce suficiente alimento como para alimentar a toda su población". En América, la mitad de la tierra cultivable se utiliza para alimentar a los animales. Si esta tierra fuera utilizada por el mundo para producir primordialmente alimentos vegetarianos, tal producción podría fácilmente mantener a una población de más de 20 mil millones de personas. El problema del hambre en el mundo es ciertamente ilusorio, y el mito de la sobrepoblación no debería, por lo tanto, ser utilizado como excusa por los partidarios del aborto, quienes así justifican la matanza de más de 60 millones de niños no nacidos cada año.

Tipos de vegetarianos

El término vegetariano (a secas) engloba a todas las personas que en sus dietas no incluyen carnes de ningún tipo. Es interesante conocer las diferentes variantes que está palabra contiene y que podríamos clasificar del siguiente modo:  

  • Ovo Lacto - Vegetariano

Estos seguidores evitan el consumo de productos de origen animal pero consideran importante complementar la dieta con huevo y leche que aportan las proteínas vitales en la alimentación. A partir de dicho hábito se trata de evitar problemas como arteriosclerosis, alteraciones del metabolismo, carcinomas intestinales, entre otros.  

  • Crudívoro
Siguen una alimentación vegetariana compuesta de frutas y verduras lo menos descascarados posible y, sobre todo, no cocidos. Este consumo crudo tiene como objetivo principal evitar al máximo la pérdida nutritiva que se produce con la cocción. Los crudistas, como también se les llama, acusan a la cocción, y con mucho fundamento, de hacerles perder a los alimentos parte de su contenido de proteínas, azúcares, grasas, sales minerales y vitaminas.  
  • Esteinerianos
También llamados biodinámicos, por la biodinámica, ciencia estudiada por el doctor Rudolf Steiner, que se ocupa no sólo de la calidad y cantidad del producto agrícola sino de regenerar el terreno empobrecido por cultivos continuos, lo que causa que los nutrientes de los alimentos que consumimos sean cada vez más pobres.
El modelo de agricultura biodinámica propuesto por Steiner es una verdadera terapia para la tierra. Para la preparación del estiércol y para irrigar los terrenos y los cultivos se utilizan preparados dinámicos que son verdaderos fármacos naturales dinamizados como los productos homeopáticos y estudiados en armonía con los ritmos de la tierra y del consumo. Los procedimientos respetan las leyes biológicas del mundo animal y vegetal que determinan la fertilidad del terreno, robustez de las plantas y su productividad.  
  • Eubióticos

Los seguidores de la eubiótica, ciencia del bien y de la vida, etimológicamente del griego eu (bien) y bios (vida), profundizan en aprender de la naturaleza y de sus leyes a través de la agraria, que es la ciencia que enseña a hacer uso con inteligencia de los productos de la tierra, que han sido creados para la vida, y para el bienestar y desarrollo del hombre.
El principio más relevante y en el que se basa la eubiótica es el de secundar los mecanismos digestivos naturales de nuestro organismo, combinando correctamente los alimentos y evitando de forma particular asociar alimentos proteicos con carbohidratos.  

  • Frutarianos
Propugnan el no consumo de productos basados en carne y verdura a cambio de una ingesta más abundante de fruta. Esta teoría pretende volver a la que se considera la única alimentación natural, la del hombre prehistórico, pero que ignoraba las leguminosas y verduras. Los frutos secos y la fruta fresca tienen una gran importancia.  
  • Granivorianos
Como su nombre indica, se basa en el consumo de alimentos en grano. Los granivorianos, como los vegetarianos, eliminan de su alimentación la carne y productos de origen animal.  
  • Lacto-Cerelianos
Este régimen puede realizarse dentro de un marco de prácticas específicas. Es, por ejemplo, un régimen practicado por los yogas en la India, que no se ha impuesto en la práctica del yoga en occidente, pero que podría ser seguido sin problemas.
Propone alimentarse principalmente de productos lácteos y cereales. El objetivo de este régimen es el mismo que el del vegetarianismo. La salud, el bienestar y la pureza, pero también la armonización entre el cuerpo y el espíritu.  
  • Veganismo
Un vegano es quien no consume productos o subproductos de origen animal, o testados sobre animales. El término original inglés vegan fue ideado en Londres en 1944 por siete vegetarianos que se unieron para crear la Vegan Society, que sigue activa en Inglaterra.
El veganismo es una alternativa ética y sana al consumo y dependencia de los productos de origen animal no adaptados a nuestras necesidades físicas y espirituales. Se rechazan las carnes, pescados, lácteos, huevos, miel, y en general todos los productos derivados de los animales, incluyendo el cuero, pieles o incluso la lana. Se puede afirmar que es el estilo de vida más sano y respetuoso con los animales y la naturaleza.
Además de los múltiples beneficios personales derivados del rechazo de los alimentos o artículos de consumo obtenidos de la explotación cruel, injusta e innecesaria de los animales, la adopción del veganismo contribuye a paliar el hambre mundial, a proteger el medio ambiente y a mejorar la calidad de vida de todo el planeta, creando las condiciones idóneas para una convivencia social basada en la no violencia.  
  • Vegetalianos
Es una corriente muy “estricta”. Propone alimentarse exclusivamente de vegetales. Así la lista de alimentos prohibidos es bastante larga: está formada por los productos rechazados por el vegetarianismo más los no consumidos por los vegetalistas.
La lista incluye carnes y embutidos, aves de corral y la grasa animal, pescado, conservas y los congelados, cereales blanqueados o refinados, bebidas industriales azucaradas, azúcar industrial, miel, quesos y huevo.
En cualquier caso la auténtica base de la opción vegetariana es la de la no violencia, no tener que recurrir a la muerte de ningún tipo de animal para alimentarse.  
  • Vegetalianismo y macrobiótica
Una de las sendas vegetarianas más populares es la macrobiótica. Hay muchas ventajas en este estilo de vida. Conduce a desarrollar una visión cósmica y a estudiar la filosofía práctica con el énfasis de la cultura oriental.
Dejan de emplear carne, alimentos procesados, azúcar y miel, en su lugar comen una dieta equilibrada de grano-vegetales, semillas y alguna fruta local. La sal de mesa es reemplazada por minerales de vegetales marinos y sal marina, las especies se cambian por derivados fermentados de granos.  
  • Naturismo como concepción filosófica
La doctrina naturista data del siglo XVIII. Friedrich Schelling, gran filósofo alemán, y su hermano Karl, médico, elaboraron esta teoría, en la cual el organismo humano es el escenario de dos tendencias opuestas enfrentadas.
La primera tendencia impulsa al hombre a diluirse en el universo, la otra le invita a luchar para sobrevivir en su integridad humana. Las dos tendencias pueden asemejarse a la vida y la muerte, así la enfermedad se situaría en la segunda tendencia.
El naturismo propugna la práctica y cumplimiento de una serie de reglas higiénicas cuyo fin es la readaptación del individuo a la naturaleza. Así el individuo recupera el equilibrio general que había perdido al separarse de las leyes naturales fundamentales.  

Con toda esta y mucha mas informacion en los diferentes webs ¿Que conclusion podemos sacar?, ¿debemos o no optar por una dieta vegetariana?, solo puedo decirle que es decision de cada uno, pues pienso que cuando la humanidad como ente viviente de ese paso, estaremos lo suficientemente despiertos socio-culturalmente como para entender porque lo hicimos. No esta muy lejos el dia en que vivamos en armonia con el medio de una forma segura.

Fuentes y enlaces:
Articulo de Aline Gonzalez López, publicado por el diario www.elindependiente.com.mx y reproducido por http://www.urgente24.info/(27/04/04)

Articulo: Vegetariano por naturaleza, fuente REDLUZ

Pin It
  • Visto: 2097
 
Enigmas Costa Rica
Public group · 3,303 members
Join Group
Este grupo tiene como finalidad el intercambio de información y desarrollo del conocimiento en general.
 
Sobre: Enigma-tico.com
Ofrecer al público de Costa Rica y Latinoamérica excelente información referente al tema ovni, profecías,fenómenos paranormales, enigmas, ciencia, curiosidades, investigaciones, y mucho más...
Enigma-tico, es un sitio web nacido en marzo de 2006 con la finalidad de ofrecer información de primera mano acerca de la temática del fenómeno OVNI y similares en Costa Rica, siempre bajo una óptica lo más objetiva y neutral posible, pero sin negar las posibilidades. Actualmente el sitio como tal cuenta con secciones de diferentes temáticas, álbumes fotográficos, enlaces a redes sociales como Facebook, canal de YouTube con cientos de videos y documentales de estos temas, y cientos de artículos de temas interesantes. Esta al 100% sincronizado con la red social Facebook, lo que significa que los usuarios de Facebook pueden usar sus cuentas e iniciar sesión en la web. 
La idea principal de la web siempre ha sido dar a conocer y difundir la realidad del tema OVNI, algo que es casi ausente en los medios de comunicación, especialmente en Costa Rica.
La Web es administrada y diseñada por Alexis Astúa, apasionado estudiosos de estas temáticas, empero se exponen artículos de prominentes investigadores y pensadores.
Las ideas expresadas en la web no necesariamente son compartidas por el autor de la misma.