Experience true power and ease in website design. Our website templates and WordPress themes offer flexibility and functionality unlike any other.

La Luna y sus Misterios

La Luna y sus  Misterios

Por Alexis  Astúa Colaboración de Olman Aguilar

Desde tiempos  inmemoriales cada noche que se asoma cubriéndolo todo trae consigo un misterio  por demas insolventable para la mente humana, sin embargo, pocos de estos  misterios nocturnos nos llaman la intención como lo hace la misteriosa Selene,  nuestro satelite natural al que muchos evocan en los mas bellos poemas o  utilizan como espectador en las mas interesantes historias.

 

Algunos hasta la  relacionan con el comportamiento humano, siendo la raiz del termino  Lunatico. Vital para el sostenimiento de la vida en nuestro mundo,  esta siempre “observando” y equilibrando los procesos energeticos biologicos del  elemento agua de la Tierra.

Un poco  de historia y Generalidades

A mediados del  siglo XVII, Galileo y otros astrónomos tempranos realizaron observaciones  telescópicas, notando un solapamiento casi infinito de cráteres. Se ha sabido  también durante más de un siglo que la Luna es menos densa que la Tierra. Aunque  se han averiguado muchas cosas sobre la Luna antes de la era espacial, esta  nueva era ha revelado muchos secretos dificilmente imaginables antes de esta  época. El conocimiento actual de la Luna es mayor que el del resto de los  objetos del Sistema Solar exceptuando la Tierra. Esto conduce a una mayor  comprensión de los procesos geológicos y una mejor apreciación de la complejidad  de los planetas terrestres. El cielo lunar es siempre negro debido a que la  difracción de la luz requiere la presencia de una atmósfera. Los astronautas  también experimentaron la diferencia gravitacional. La gravedad lunar es un  sexto de la gravedad terrestre; un hombre que pese unos 82 kilogramos (180  libras) en la Tierra, pesará sólo 14 kilogramos (30 libras) en la Luna. La  Luna está a 384,403 kilómetros (238,857 millas) de la Tierra. Su diámetro es  3,476 kilómetros (2,160 millas). Tanto la rotación de la Luna como su revolución  alrededor de la Tierra duran 27 días, 7 horas y 43 minutos. Esta rotación  síncrona está causada por la distribución asimétrica de la masa de la luna, lo  que ha permitido a la gravedad terrestre mantener un hemisferio lunar  permanentemente girado hacia la Tierra. Las liberaciones ópticas han sido  observadas mediante telescopios desde mediados del siglo XVII. Liberaciones muy  pequeñas pero reales (máximo aproximado de 0°.04) son causadas por el efecto de  la gravedad solar y la excenctricidad de la órbita terrestre, perturbando la  órbita de luna y permitiendo la preponderancia cíclica del momento torsor en las  direcciones norte-sur y este-oeste.

Las determinaciones sísmicas de la  existencia de una corteza y un manto en la Luna indican que se trata de un  planeta estratificado con diferenciación por procesos ígneos. No hay evidencia  de la existencia de un núcleo rico en hierro si no es pequeño. La información  sísmica ha influido en las teorías sobre la formación y evolución de la Luna.  La Luna fue fuertemente bombardeada en su historia temprana, lo que originó  que muchas de las rocas originales de la antigua corteza se mezclaran,  fundieran, enterraran o desaparecieran. Los impactos meteóricos aportaron una  gran variedad de rocas "exóticas" a la Luna, de tal forma que las muestras  obtenidas en sólo 9 de las zonas produjeron muchos tipos diferentes de rocas  para su estudio. Los impactos también sacaron a la luz rocas lunares situadas a  gran profundidad y distribuyeron sus fragmentos sobre amplias zonas alejadas de  su origen, haciéndolas más accesibles. La corteza subyacente fue también  adelgazada y fragmentada, permitiendo que el basalto fundido del interior  alcanzara la superficie. Como la Luna no tiene ni atmósfera ni agua, los  componentes de los suelos no se deterioran químicamente como lo harían en la  Tierra. Rocas con más de 4,000 millones de años todavía existen allí,  permitiendo la obtención de información sobre la historia temprana del sistema  solar que no está disponible en la Tierra. La actividad geológica en la Luna  consiste en grandes impactos ocasionales y la formación continua de los  regolitos. Sin embargo, se considera que está geológicamente muerta. Con una  historia temprana tan activa de bombardeo y un final relativamente abrupto de  los grandes impactos, la Luna se considera fosilizada en el tiempo. Los  regolitos, o suelo lunar, son granos minerales no consolidados, fragmentos de  roca y una combinación de estos que han sido soldados en forma de cristal por  los impactos. Se puede encontrar sobre toda la superficie lunar, con la  excepción de las paredes inclinadas de los valles y cráteres. Tienen de 2 a 8  metros (7 a 26 pies) de espesor en los mares y puede sobrepasar los 15 metros  (49 pies) en las terrazas, dependiendo del tiempo que haya estado expuesta la  roca subyacente al bombardeo de meteoritos. Los oscuros mares, con  relativamente pocos cráteres, cubren aproximadamente el 16% de la superficie  lunar y se concentran en el lado cercano de la Luna, principalmente dentro de  las cuencas de impacto. Esta concentración podría ser debida al hecho de que el  centro de masas de está desplazado de su centro geométrico unos 2 kilómetros  (1.2 millas) en dirección a la Tierra, probablemente debido a que la corteza es  más gruesa en el lado oscuro. Es posible, por lo tanto, que los magmas de  basalto procedentes del interior hayan alcanzado facilmente la superficie en el  lado cercano, pero encontraron dificultades en el lado lejano. Las rocas de los  mares son basaltos y la mayoría tiene una edad que va de 3,100 a 3,800 millones  de años. Algunos fragmentos en las brechas de las mesetas tienen una edad de  4,300 millones de años y las fotografías de alta resolución sugieren que algunos  flujos en los mares rodean cráteres jóvenes y, por lo tanto, podrían tener una  edad de 1,000 millones de años. Los mares tienen un espesor medio de pocos  cientos de metros pero son tan masivos que frecuentemente deforman la corteza  subyacente lo que produce depresiones parecidas a fallas y cordilleras  levantadas. Las mesetas relativamente brillantes, cubiertas de cráteres son  llamadas terrazas. Los cráteres y cuencas de las mesetas se forman por los  impactos de meteoritos y son, por lo tanto, más viejos que los mares, habiendo  acumulado más cráteres. El tipo de roca dominante en esta región contiene altos  índices de feldespato plagioclásico (un mineral rico en calcio y aluminio) y son  mezcla de fragmentos brechados por los impactos de meteoritos. La mayoría de las  brechas de las terrazas están compuestas por fragmentos de brechas todavía más  viejos. Otras muestras de las terrazas son las rocas cristalinas de grano fino  formadas por fusión de impacto debido a las altas presiones que se generan en  los impactos. Casi todas las brechas de las terrazas y la masa fundida por los  impactos se formó hace 3,800 o 4,000 millones de años. El intenso bombardeo  empezó hace 4,600 millones de años, que es la edad estimada del origen de la  Luna.

  1. conquista del Hombre y el misterio lunar

Entre los años cincuenta y sesenta  se dio comienzo a la carrera espacial, y el día 11 de junio de 1969 tuvo lugar  el acontecimiento quizás más importante en la historia de la humanidad, el  hombre llegó a la Luna. Pero también ocurrieron otras cosas no menos  importantes. De acuerdo con un informe no autorizado los astronautas Neil  Armstrong y Edwin "Buzz" Aldrin, al poco tiempo de pisar suelo lunar informaron  al centro de control de Tierra sobre la presencia de una luz sobre o dentro de  uno de los cráteres lunares. El doctor Vladimir Azhazha relató: "Neil  Armstrong comunicó que dos grandes y misteriosos objetos estaban observándoles  después de que hubiera saltado a la superficie del satélite, cerca del módulo  lunar. Pero este mensaje nunca se hizo público. La NASA lo censuró". De  hecho la emisión televisiva del acontecimiento no fue en directo, sino con un  pequeño margen de diferencia que permitía a los EE.UU. censurar lo que quisieran  por uno u otro motivo, esta ha sido la tónica hasta la fecha, hasta con el  reciente con el Mars Pathfinder. Otto Binder, empleado de la NASA aseguró  que un radioaficionado captó por accidente con su equipo receptor VHF la  siguiente conversación entre el centro de control y la nave Apolo XI:

-NASA: ¿Qué hay  ahí? Centro de control llamando a Apolo XI... -Apolo XI: ¡Esos "chicos" son  inmensos, señor! ¡Enormes! ¡oh, Dios mío! ¡Usted nunca lo creería!, ¡le digo que  hay otras naves espaciales fuera, en el borde exterior del cráter! ¡están en la  Luna, observándonos! Tiempo después de que volviera a tierra el Apolo XI un  profesor que prefirió mantenerse en el anonimato mantuvo la siguiente  conversación con Armstrong durante un simposio de la NASA: -Profesor: ¿Qué  sucedió realmente fuera del Apolo XI? - N. Armstrong: Fue increíble. Por  supuesto, todos sabíamos la posibilidad de que algo así pudiera suceder. Pero el  hecho es que estabamos siendo advertidos por los alienígenas de que nos fuéramos  de allí. -P.: ¿Qué quiere decir con "advertidos"? -N. A.: No puedo  entrar en detalles. Sólo le puedo decir que sus naves eran superiores a las  nuestras en tamaño y tecnología. ¡Chico, eran tan grandes... y amenazantes! Es  incuestionable la existencia de una estación espacial. - P: Pero la NASA ha  seguido enviando más misiones después del Apolo XI. -N. A.: Naturalmente. La  NASA tiene un compromiso y no puede correr el riesgo de sembrar el pánico en la  Tierra. Armstrong confirmó esta historia pero rehusó entrar en detalles,  admitiendo que la CIA estaba detrás manteniendo en secreto el asunto. Pero  en 1979 Maurice Chatelain, responsable de los sistemas de comunicación de la  NASA dijo que efectivamente Armstrong había informado de la presencia de dos  ovnis en el borde de un cráter, también añadió que: "Todos los vuelos Apolo  y Géminis han sido seguidos, a veces a distancias muy cortas por vehículos  espaciales de origen extraterrestres. Siempre que esto ocurre los astronautas  informan al centro de control y desde allí se les ordena silencio absoluto"  Fue Walter Schirre a bordo del Mercurio VIII el primero en usar el nombre de  Santa Claus para referirse a los ovnis cerca de las cápsulas espaciales. James  Lowell exclamó desde el módulo de mando del Apolo VIII cuando se hallaba detrás  de la Luna: "Por favor, son informados de que allí está Santa Claus", sucedió el  día de Navidad de 1968, lo escuchó todo el mundo, relataba M. Chatelain.  Años antes Lowell junto con F. Borman divisaron un ovni mientras realizaban  su segunda órbita en un vuelo de catorce días de duración: Borman informo al  centro de control de que una nave espacial volaba junto a su Géminis VII, en  cabo Kennedy le respondieron que debía ser la parte final de la plataforma de  propulsión de su propio cohete. Él replicó que podía ver perfectamente esa parte  de su cohete, pero que además había algo volando con él que no pertenecía a su  aparato.

  1. astronautas como Ed White (el primer hombre que caminó en el espacio) y James Mc  Divitt, en 1965 mientras volaban sobre Hawai informaron del avistamiento de un  objeto metálico de aspecto "fantástico" que tenía como dos brazos. Divitt tomó  fotografías, pero nunca se publicaron.

¿Cuantos  casos como estos permanecen ocultos? seguramente muchos, pero nunca ha habido un  pronunciamiento oficial sobre la presencia de estos objetos, a pesar de que en  casos como en estos los observadores son de primera calidad (si es que es verdad  lo que dijieron) y además aportan pruebas irrefutables. Para los más veteranos  las autoridades ocultan los hechos para evitar el pánico: a nadie le gustaría  saberse observado por alguien superior sin poder hacer mucho al respecto. Lo que  nos lleva a la siguiente pregunta: y los que saben ¿qué hacen? Para muchos  los avistamientos de ovnis han sido frecuentes a lo largo de la historia, para  otros incluso son anteriores. Pero lo cierto es que desde la segunda guerra  mundial ya se tienen informes de OVNIs volando sobre las ciudades alemanas tras  los bombardeos, de ahí que también se sostenga que fueron inventados en esa  época por los nazis y para ser usados en un principio como vehículos de  observación. También se vieron volando sobre Corea durante la guerra y en muchos  otros países más tarde hasta que el fenómeno adquirió fama mundial. Quizás los  testimonios de los astronautas sean unas pruebas más de algo que existe y de lo  que tarde o temprano nos enteraremos, para bien o para mal.

Existe también la  creencia muy arraigada, aunque totalmente carente de mérito, de que la misión  Apolo 13 (inmortalizada por la película del mismo nombre protagonizada por Tom  Hanks) casi fue destruida por un haz de energía disparado por un OVNI contra el  módulo de servicio. No obstante, "algo" ha disparado contra nuestros  astronautas: un objeto parecido a un proyectil, con una rapidez inverosímil para  las condiciones lunares, surcó el espacio justo sobre las cabezas de David Scott  y James Irwin de la misión Apolo 15, mientras que los tripulantes de la Apolo 16  fueron sorprendidos por el destello de un haz de luz en el cielo negro de  nuestro satélite. Más alarmante aún fue el  encuentro cercano con lo desconocido que tuvieron los astronautas Gene Cernan y  Harrison Schmitt: una fuerza invisible hizo explotar la antena de alta ganancia  en su vehículo lunar. La transcripción de las comunicaciones entre los  exploradores lunares y el módulo de mando, que permanecía en órbita, sigue  siendo un misterio hasta la actualidad. Los astronautas en el coche lunar dicen:  "Sí, explotó. Algo voló sobre nosotros justo antes...todavía..." mientras que el  otro responde: "¡Dios! Pensé que nos había impactado un...un... ¡miren aquello!"  El intercambio entre los astronautas queda interrumpido por la voz lacónica del  control en Houston, asegurándoles que otras misiones han experimentado el mismo  fenómeno. Según declaraciones hechas por el doctor Farouk El-Baz, el prestigioso  geólogo de la NASA los extraños objetos debían ser catalogados como OVNIS,  puesto que no existían naves soviéticas ni estadounidenses capaces de alcanzar  velocidades tan vertiginosas.

¿Llegaron  primero los Rusos?

Aunque la  historia siempre dirá que Armstrong, Aldrin y Collins fueron los primeros  humanos en llegar a la Luna, este hecho siempre estará matizado por la incómoda  realidad de que la antigua U.R.S.S. había lanzado, en enero de 1959, lo que se  piensa era un vehículo de tres etapas diseñados para llegar hasta la Luna: la  sonda Luna 1 pasó a tres mil millas de nuestro satélite, y las demás sondas  pertenecientes a dicha serie de lanzamientos progresivamente lograron orbitar y  hacer aterrizajes suaves en la Luna mientras que los primeros intentos de EE.UU.  por llegar al espacio seguían atascados en la plataforma de lanzamiento. No se  puede negar, entonces, la posibilidad de que una misión tripulada secreta  perteneciente a la U.R.S.S. haya alcanzado la Luna. Existe un incidente que  puede servir como inquietante corroboración a estas misiones rusas: mientras que  el módulo de mando de la misión Apolo 17 sobrevolaba el cráter Orientalis, el  piloto Al Worden afirmó haber visto un objeto de manufactura humana, de luces  pulsantes, en el fondo del cráter. El control en Houston formuló la  interrogante: "¿Acaso creen que se podrá tratar de Vostok?" Durante su siguiente  órbita lunar, Worden pudo observar el aparato nuevamente. El programa Vostok  correspondía a los primeros lanzamientos tripulados de la Unión Soviética, y  algunos de ellos siguen ocultos en el secreto más absoluto. En 1969, un sistema  de clasificación de la NASA acerca de los supuestos vehículos de lanzamiento  utilizados por la URSS identificaba seis categorías distintas desde la "A" a la  "G", esta última letra designaba al "gigante de Webb", un lanzador de  dimensiones colosales identificado por el administrador de la NASA, James Webb,  como el vehículo ruso utilizado para llevar tripulación e instrumentos hasta la  Luna. Resulta curioso que la desapercibida sonda Clementine haya sido fruto  de la tecnología bélica del escudo anti-mísiles conocido como "Star Wars" y no  de los altamente exitosos programas de exploración planetaria de la NASA.  ¿Significa esto que algunos de los sistemas ofensivos desarrollados bajo este  programa del régimen de Reagan sean capaces de garantizar la defensa de nuestras  propias sondas contra las "fuerzas hostiles" que ocupan la Luna? La ciencia  ficción a menudo se adelanta a la realidad científica: la misión de Clementine  incluía una visita a la Luna seguida por un vuelo en pasada a un asteroide para  probar sus equipos. El borrador de la novela 2001: La odisea del espacio nos  presentaba a la tripulación de la nave Discovery desplegando un espectroscopio  láser como arma contra un pequeño asteroide. ¿Perseguirían un fin semejante las  maniobras de la sonda Clementine? El regreso de la NASA a la Luna en 1994 fue  un evento razonablemente exitoso, ya que Clementine transmitió más de dos  millones de fotografías sobre las regiones polares de la Luna, posiblemente  descubriendo la existencia de hielo en uno de los cráteres del polo sur lunar,  incluyendo fotografías de excelente calidad de algunos de los cráteres y  relieves misteriosos. Sin embargo, el ambicioso plan de probar sus instrumentos  contra el asteroide Geographos no llegó a realizarse: se perdió contacto con la  sonda antes de que finalizar su misión, cayendo en una órbita solar inservible  debido al fallo de uno de los generadores de empuje. Al igual que en el caso  de otras pérdidas sufridas por el programa espacial, como la del Mars Observer,  hay quienes creen que el silencio prematuro de Clementine representa otro acto  de interferencia por fuerzas desconocidas opuestas a nuestra exploración del  espacio.

Estructuras artificiales en la Luna y  vida inteligente

En la década de  los '70, una serie de artículos de prensa sugirieron la posibilidad de que los  primeros astronautas habían encontrado naves e instalaciones extraterrestres  tanto en el Mar de la Tranquilidad y como en otros puntos de la geografía lunar.  Las transcripciones de las conversaciones entre Houston y las distintas  expediciones lunares apuntaban la posibilidad de que los intrépidos astronautas  estaban en una situación muy fuera de su alcance. El día de navidad de 1968, se  produjo un evento extraordinario: mientras que la cápsula Apolo 8 circunvalaba  la esfera lunar, las comunicaciones quedaron interrumpidas por un espacio de  seis minutos que parecían interminables. Después de este lapso, los  controladores en Houston pudieron escuchar que el astronauta James Lovell decía:  "Acaban de decirnos que existe Papá Noel." Los aparatos de monitoreo clínico en  tierra comprobaron que el pulso de astronauta había saltado repentinamente a 120  pulsaciones por minuto, habiendo permanecido en la gama normal antes del evento.  El aterrizaje de la misión Apolo 11 en el Mar de la Tranquilidad fue  caracterizado por la singular "serenata" de sonidos-- que asemejaban los  silbidos de un tren y ruidos de maquinaria-- que interrumpieron el canal de  comunicación segura entre el Módulo de Excursión Lunar y CAPCOM en Houston,  haciendo que este último preguntara a los astronautas "si tenían compañía allá  arriba". En diciembre de 1969, el físico nuclear Glenn Seaborg, quien ejercía  el cargo de presidente de la Comisión de Energía Atómica de los EE.UU. (AEC),  manifestó durante una visita a Moscú que la misión Apolo 11 había descubierto  "huellas sospechosas" en la cara oculta de la luna...huellas que parecían haber  sido hechas por alguna clase de vehículo. Esta declaración no sorprendió en lo  más mínimo a mucha gente, especialmente los astrónomos encargados de catalogar  los "fenómenos lunares transitorios" y la aparición y desaparición de  distintivos extraños en la superficie de nuestro satélite. Desde el siglo XVIII,  la comunidad astronómica venía interesándose por las luces que podían ser vistas  en ciertos cráteres y en los "mares" lunares. A lo largo del siglo XIX, el  cráter Aristarco hizo gala de luces blancas de gran brillantez que fueron  descartadas como ilusiones ópticas hasta que un grupo de observadores las vio  despegar de la superficie del cráter. Este cráter, altamente visible desde la  tierra, siguió siendo una fuente de actividad extraña hasta bien entrada la  década de los '60. Pero los eventos de alta extrañeza no estaban  circunscritos al cráter Aristarco: el cráter Platón --uno de los más visibles a  simple vista de la tierra-- reveló luces parecidas a la de una procesión de  vehículos, y los tripulantes del Apolo 8 habían hecho la observación de que el  Monte Pickering, situado entre los cráteres Messier y Pickering, parece emitir  haces de luz. Todo esto parecía indicar que lo escrito sobre este cuerpo celeste  supuestamente muerto estaba equivocado, o que sus "inquilinos" estaban sumamente  atareados.

Los autores  civiles también manifestaron su parecer al respecto con sugerencias atrevidas,  pero ninguna tan sorprendentes como las vertidas por George Leonard, autor  profesional que había trabajado para varias dependencias del gobierno, en su  libro Somebody Else is On the Moon (Hay alguien más en la Luna), el resultado de  un análisis minucioso de las miles de fotografías de la superficie lunar tomadas  por la NASA La teoría de Leonard era que la Luna estaba habitada por una raza  inteligente de origen extrasolar cuyas actividades eran claramente visibles a  los instrumentos de nuestros astrónomos...actividades que fueron la razón  verdadera de la "carrera por alcanzar la Luna" en los años '60. Las fotos, según Leonard,  presentaban evidencia borrosa de enormes dispositivos de excavación  extraterrestre de hasta cinco millas en diámetro, así como otros aparatos que  supuestamente circulaban en la superficie lunar. Las más impresionantes de estas  estructuras eran las enormes "torres" que parecían proyectar sombras cuya  extensión se medía en millas. Las torres parecían estar compuestas de un  material completamente ajeno a la roca lunar que les rodeaba."La Luna está  firmemente bajo el control de quienes la ocupan", escribió Leonard en su obra.  "Su presencia es visible por doquier: en la superficie, en la cara visible y en  la cara oculta, en los cráteres, en los mares y en los altiplanos. Están  cambiando la faz de la Luna. La sospecha o el reconocimiento de ello fue lo que  disparó los programas de exploración rusos y estadounidenses, que más que  competencia, parecen una cooperación desesperada". Otras notas periodísticas  se concentraron en aspectos igualmente controvertidos e igual de difíciles de  verificar, como la enorme discrepancia entre las edades de las distintas rocas  lunares recolectadas en distintas partes del satélite--aspectos tratados  exhaustivamente por el astrónomo Don Wilson en sus libros Our Mysterious  Spaceship Moon (NY:Dell, 1975) y Secrets of Our Spaceship Moon (NY: Dell, 1979).  La tesis de Wilson se relacionaba con la posibilidad, señalada por el astrónomo  Gordon McDonald en 1962, de que nuestro satélite fuese un cuerpo completamente  hueco, dada la densidad reducida de su interior. Dada la imposibilidad de tener  cuerpos celestes huecos, los rusos Vasin y Scherbakov lanzaron la intrépida  hipótesis sobre el origen artificial de la luna. En Julio de 1965, la sonda  rusa ZOND 3, obtuvo una fotografia en la que se aprecia una imagen que tiene  todo el aspecto de ser una cupula semitransparente. Al observar las  fotografias realizadas por las primeras sondas lunares enviadas en los comienzos  de la carrera espacial, entre ellas las fotografias del LUNAR ORBITER 3 (1966),  hay una en la que se ve lo que podria ser una especie de construccion de dos  kilometros de altura, sumamente erosionada, que se le denomina el SHARD, a cuyo  lado se encuentra un enorme cubo brillante colgando a unos once kilometros de la  superficie. En otra fotografía del Apolo 16, se puede ver otra especie de  torre, que gracias a la sombra se aprecia que tiene una altitud considerable.  En 1967, la sonda SURVEYOR 6 fotografio en la region lunar de SINUS MEDII  una bruma luminosa sobre la superficie en forma semicircular que la NASA se  apresuro a decir que era debida a una tormenta de particulas de arena provocada  por cargas electrostaticas. Pero para otros observadores tiene toda la  apariencia de una enorme estructura transparente en forma de cúpula. Del  extenso catálogo de imágenes de la NASA, hay algunas de ellas el las que se  aprecian extrañas formaciones. Uno de los documentos mas significativos es  la fotografía 4822 de la misión Apolo 10, el vuelo que precedió a la llegada del  hombre a la Luna. Pese a que Eugene Cernan y Thomas  Stafford no llegaron a descender sobre nuestro satelite, sobrevolaron este en el  modulo lunar, y cuando se encontraban apenas a 24 kilómetros de la superficie  tomaron esa imagen, en la que observando atentamente se pueden encontrar una  serie de detalles que no encajan con lo conocido sobre la Luna. En ella se ve  una serie de alineaciones petreas rectilineas o formando un cuadrado y sobre  todo, lo que parecen dos extraños reflejos de algo que está a varios kilómetros  de altura. Para finales de la década de los '70, la fiebre producida por las  anomalías lunares había menguado considerablemente y no volvió a comentarse nada  sobre ellos hasta 1996, cuando el investigador Richard Hoagland presentó una  serie de fotografías altamente curiosas en una conferencia celebrada en el  National Press Club de la ciudad de Washington, D.C. Agrupados bajo el nombre  Enterprise Mission, el ex-piloto de pruebas Ken Johnson de la NASA los geólogos  Ron Nicks y Brian Moore y el mismo Hoangland indicaron que muchas de la fotos  lunares tomadas por la misión Apolo 12 indicaban peculiaridades que jamás habían  sido tomadas en cuenta: estructuras casi sacadas de la fantasía con nombres como  "el palacio de cristal" (fotografiado a una altura de 15 millas sobre la luna  cerca del cráter Hyginus) y "el Castillo", una enorme estructura vítrea flotando  sobre la superficie lunar a más de nueve millas de altura. Los comunicados de  prensa emitidos por la Enterprise Mission por Internet y otros medios apuntaban:  "estas películas oficiales de la NASA analizadas por un espacio de cuatro años  con tecnología que no existía hace 30 años, cuando se tomaron las originales,  representan prueba innegable de la existencia de estructuras artificiales de  gran antigüedad en la Luna". Con estas y otras pruebas a mano, los ufólogos  no estarán satisfechos hasta que la agencia espacial admita oficialmente que sus  astronautas han tenido encuentros. Pero la NASA ha mantenido un silencio  absoluto sobre este tema durante muchos años, por lo que probablemente no se  produzca a corto plazo un anuncio como ese.

  1. Teorias de Conspiración y encubrimiento

Mi abuelo materno  solia decir que cuando Amstrong piso la Luna era el mas grande montaje y engaño  que la historia de la humanidad haya vivido, y que todo era un set creado en un  desierto o cuando menos  en algun lugar adaptado para que todo pareciera un  escenario Lunar. Para nadie es un secreto esta polemica. Me recuerda tambien  la ya conocida mofa que hiciera el Rapero Eminem en uno de sus videos musicales  sobre el posible montaje del tristemente famoso Ossama Bin Laden en una supuesta  Cueva del Desierto de Afganistán (supuesto escondite), hablando y amenazando a  Estados Unidos después de los Atentados del 9-11. Aunque no creo en la teoria  de la falsedad del alunizaje,  es un hecho que:

  1. fotografías tomadas por las misiones Apolo, los paseos lunares y algunos  accidentes técnicos anteriores a la primera misión exitosa contienen “Anomalías”  que han sido descubiertas por expertos en fotografía e investigadores.

Existen dos  teorías sobre esto: Una se apoya sobre un fraude total, o sea, jamás nadie  piso la luna y fuimos engañados a una escala nunca vista por la humanidad,  debido a que solo fué una propaganda para demostrar su poderío (el de Estados  Unidos) frente a la ex Unión Soviética.

"Un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad",  muchos creen en la farsa del alunizaje, asi lo demuestra este supesto video  filtrado dado a conocer por www.moontruth.com

La otra teoría mas creíble indica que el  hombre si estuvo en la Luna, pero varias fotos fueron realizadas en estudios de  la Tierra, debido a que las fotografías originales contenían ovnis y estructuras  lunares extraterrestres. Se sabe que los astronautas usaron un canal de  radiocomunicación secreto para coordinar acciones con la base en Tierra. Otro  punto a favor de esta teoría fue el excesivo tiempo de la “cuarentena” (40 días)  que sufrieron los astronautas. La cuarentena es para evitar que penetren  organismos vivos ajenos al planeta Tierra, y si aseguraban que en la Luna no  había vida ¿por qué tanto tiempo? ¿Les lavaron el cerebro o los utilizaron para  realizar las fotografías de encubrimiento? El 27 de mayo de 1967 surgieron  unos importantes problemas en el modulo de mando del Apolo 1, mientras los  astronautas estaban trabajando en él hubo una corta transmisión: “Tenemos un  incendio en la cabina”. En pocos segundos la temperatura se elevo a 1400 grados  debido a la alta concentración de oxigeno puro. Los 3 astronautas del Apolo 1  murieron. Para muchos de los que dudan de la Nasa, dicen que era imposible  solucionar todos los defectos tecnológicos que tenían en un lapso tan breve de 2  años. Un excelente articulo al respecto de las imágenes del alunizaje y su  polemica, esta publicado en el sitio de nuestra amiga la investigadora Ana Luisa  Cid: www.analuisacid.com Bill Kaysing cree que fue la necesidad de cumplir la  promesa de Kennedy lo que provocó la conspiración de la NASA. Entre 1956 y 1963,  Kaysing trabajó como redactor técnico en una empresa relacionada con las  misiones Apolo. "Durante este tiempo -dice Kaysing-, la NASA realizó un estudio  de viabilidad que indicó que sólo tenían un 0,0017% de posibilidades de situar  un hombre en la Luna y de devolverlo luego a Tierra." Kaysing opina que era  imposible para la NASA alcanzar el 100% en 1969. Hay quien cree que Kaysing  tiene razón. La tecnología empleada para enviar el Apolo 11 a la Luna era muy  primitiva comparada con los estándares actuales. De hecho, la computadora de a  bordo tenía menos memoria que un lavadora moderna. En su libro We Never Went  to the Moon, Kaysing dice que la NASA y la Agencia de Inteligencia de la Defensa  (DIA)

trabajaron juntas para trucar el alunizaje del Apolo 11. Se  lanzó un cohete Saturno V vacío, que volvió a la Tierra cuando estaba fuera de  la vista del público. Se supone que la NASA también preparó un paisaje lunar en  una cueva subterránea de Nevada.

Mientras tanto, los astronautas y el control de la misión  formaban parte de una puesta en escena meticulosamente diseñada para engañar al  público y para hacer creer que se habían posado en la Luna. Se tomaron  fotografías y filmes trucados y los astronautas "volvieron" a la Tierra soltando  al océano una falsa cápsula espacial desde un avión del ejército. Kaysing  sugiere que los astronautas fueron sometidos a un lavado de cerebro para  garantizar su cooperación. Ralph René, también cree que es posible que los  astronautas no estuviesen en la Luna. En su libro NASA Mooned America!, René  dice que la nave espacial debería haber tenido un grosor mínimo de dos metros  para impedir que la radiación cósmica "cociese" a los astronautas de su  interior. Los teóricos del fraude creen que la NASA decidió simular los  alunizajes cuando se dio cuenta de que no disponía de la tecnología para llevar  con seguridad hombres a la Luna a finales de los años 60. Esto les aseguraba un  trofeo propagandístico frente a los soviéticos y mantener la financiación de sus  verdaderos proyectos espaciales.

Objeto volador no identificado captado por una de las Misiones Apollo  sobrevolando cerca del modulo de descenso.(video Sin  Audio)

Como vimos  anteriormente, hubo bastantes hechos interesantes y extraños en las misiones  Apollo, y uno podria pensar que por alguna razon de peso la NASA suspendio la  conquista del satelite durante mucho tiempo sin una explicación convincente  hacia el publico. Con los nuevos descubrimientos como el del hielo en los  polos Lunares y la necesidad de la exploracion espacial, la NASA parece estarse  lavando la cara al respecto. El tiempo sera el mejor aliado en el destape de  la verdad sobre todo esto.

Paginas web de  consulta y enlaces: http://www.ufos-aliens.co.uk/cosmicapollo.html  www.nasa.gov http://www.solarviews.com/span/moon.htm www.bibliotecapleyades.net www.loinexplicable.com.ar

 

Pin It
  • Visto: 2550

Lea también...

Triste noticia - ¡Murió sentido común!

Triste noticia - ¡Murió sentido común!

Triste noticia:

Murió Sentido Común


sentido comunHoy lloramos la muerte de un querido amigo, Sentido Común, que ha estado entre nosotros durante muchos años. Nadie sabe a ciencia cierta cuántos años tenía, puesto que los datos sobre su nacimiento hace mucho que se han perdido en los vericuetos de la burocracia.

Leer más

La Hermandad Blanca y los Intraterrestres

La Hermandad Blanca y los Intraterrestres

 

tierra hueca seres intraterrestres

Atraves de las distintas epocas se han registrado relatos y escritos sobre la existencia de una red intrincada de tuneles que recorren el planeta, desarrollados por desconocidos seres inteligentes.

Leer más

Objeto triangular en Turrialba, Junio, 2018

Objeto triangular en Turrialba, Junio, 2018

ffinseca junio 2

La mañana del 2 de Junio del presente, un objeto triangular fue visto y fotografiado en la zona de Aquiares de Turrialba.

Leer más

El Sudario de Turín y el hombre de Vitrubio

El Sudario de Turín y el hombre de Vitrubio

el hombre de vitrubio

Una de las hipótesis que se han barajado para intentar dar explicación a la extraordinaria formación de la efigie de la Sábana Santa de Turín es la teoría de la cámara oscura y la “fotografía anacrónica” presuntamente maquinada y perpetrada por Leonardo Da Vinci allá por el siglo XV.

Leer más

Los secretos de los Mormones

Los secretos de los Mormones

Jose Smith

Depositarios de conocimientos meramente esotericos y arbitrarios, los mormones (grupo cristiano formado en el año 1830) siguen dando de que hablar en los circulos cognocitivos mundiales con respecto a sus revelaciones y conjunto de leyes vitales y de profesia.

Leer más

Sobre: Enigma-tico.com
Nuestro mundo está cambiando, es por eso que utilizando las nuevas tecnologías (como Facebook y nuestro sitio web) procuramos transmitir la más interesante y objetiva información para que el público acceda a ella y concretice un nuevo paradigma.
Misión:
Ofrecer al público de Costa Rica y Latinoamérica excelente información referente al tema ovni, profecías,fenómenos paranormales, enigmas, ciencia, curiosidades, investigaciones, y mucho más...
Enigma-tico, es un sitio web nacido en marzo de 2006 con la finalidad de ofrecer información de primera mano acerca de la temática del fenómeno OVNI y similares en Costa Rica, siempre bajo una óptica lo más objetiva y neutral posible, pero sin negar las posibilidades. Actualmente el sitio como tal cuenta con secciones de diferentes temáticas, álbumes fotográficos, enlaces a redes sociales como Facebook, canal de YouTube con cientos de videos y documentales de estos temas, y cientos de artículos de temas interesantes. Esta al 100% sincronizado con la red social Facebook, lo que significa que los usuarios de Facebook pueden usar sus cuentas e iniciar sesión en la web. 
La idea principal de la web siempre ha sido dar a conocer y difundir la realidad del tema OVNI, algo que es casi ausente en los medios de comunicación, especialmente en Costa Rica.
La Web es administrada y diseñada por Alexis Astúa, apasionado estudiosos de estas temáticas, empero se exponen artículos de prominentes investigadores y pensadores.
Las ideas expresadas en la web no necesariamente son compartidas por el autor de la misma.